Per Ardua ad Astra

Tanto gilipollas y tan pocas balas

Sobre el aborto

10 comentarios

Había preparado esta entrada hoy por la tarde, mientras escribía esta otra. La dejé guardada para los momentos de sequía posteril, pero creo que este es el momento oportuno para publicarla. Así que aquí la tenéis.

Aunque no lo he manifestado nunca, creo que los que leáis habitualmente este blog os podréis imaginar mi postura respecto a ese tema. Pero, por si acaso, lo voy a explicar. Creo que la ley actual (una Ley Orgánica de 1985) es un tremendo coladero. Recordemos los tres supuestos en los que es legal el aborto:

  1. Violación (según artº 429 del Código Penal): en las doce primeras semanas.
  2. Malformaciones del feto: en las veintidós primeras semanas.
  3. Peligro para la vida / salud física / psíquica de la mujer: en cualquier momento.

Hecha la ley, hecha la trampa. Y como en España inventamos el género de la picaresca y a perros no nos gana nadie, pronto supimos cómo darle la vuelta a la tortilla. Lo que significa “violación” es algo tan obvio como el hecho en sí mismo. Las malformaciones del feto, casi que también (aunque sólo sepa verlas el ecografista). El peligro para la vida de la madre… bueno, no quisiera yo estar en puerta y que me llegara una embarazada con una eclampsia; ahí es la vida de la madre o nada. Sin embargo, eso de la salud psíquica… Es lo que decíamos de las “pseudociencias”. ¿Qué implica esto? Que ese supuesto, el del mal psíquico, se transformó en el agujero al que recurren casi todos los casos (creo recordar que hablamos de más del 90% de los abortos).

Personalmente opino que es de cajón que, con el estado de conocimiento actual, no se puede hablar de ser humano, persona, o lo que sea, antes de la semana doce. Los argumentos que mantienen lo contrario recurren, en muchos casos, a la sensiblería. Pero no me parece que una amalgama de células, por mucha “potencialidad” que tenga, merezca ser llamada ser humano. Es falaz. Y también opino lo contrario: un feto de veinticuatro, treinta semanas, es un pequeño churumbel. Vale que todavía no sepa decir “papá” o “mamá”, pero grosso modo está completamente formado, es demasiado parecido a ti o a mí para decir que no es una persona. Por consiguiente, creo que acabar con ese montón ordenado de células previa a la semana doce no tiene mayor repercusión moral que la extirpación de un tumor (así de duro y así de real). Y hacerlo en las fases finales del embarazo es un auténtico crimen (en el sentido literario de la palabra).

Y ahora volvemos al principio: la ley actual del aborto. Esa ley que permite acabar con la vida de un feto o embrión, en cualquier fase de la gestación, en base a dudosísimos criterios. Dije que era un coladero por dos razones: una, es que permite de facto efectuar un aborto voluntario en cualquier momento. Y otra es que, para que una mujer pueda abortar, tiene que recurrir a chanchullos. Si lo que queremos es permitir que una mujer pueda abortar libremente, ¿no sería mejor admitirlo sólo cuando eso no implica acabar con una vida humana y sin que la madre tenga que recurrir a argucias? ¿De forma libre, antes de la semana doce (o de la ocho, para estar más seguros)? Creo que en dos meses (o uno, si es distraída con las reglas) ha tenido tiempo de sobra para pensar qué es lo que quiere hacer. De hecho, la inmensa mayoría de los abortos en España ocurren antes de la semana ocho (y la práctica totalidad, ~90%, antes de la doce).

Perdonad el final abrupto, pero prometí que la publicaría tal cual estaba.

Perpetrado por EC-JPR

septiembre 4th, 2008 a las 11:52 pm

Categoría: Medicina, Opinión

Etiquetado como , , , , , , ,

10 comentarios en 'Sobre el aborto'

Suscríbete a los comentarios vía RSS o TrackBack a 'Sobre el aborto'.

  1. Justamente el otro día estábamos hablando de esto en el curro y parece que lo de las 12 semanas nos convencía a bastantes. Quizá nuestro razonamiento era equivocado, así que aprovecho a soltarlo por aquí: entendíamos que en la semana 12 empieza a producirse actividad cerebral, digamos, “humana”. Nos parecía un buen punto de control, ¿estábamos en lo cierto?

    RinzeWind

    5 sep 08 at 08:15

  2. Vale, no me corto, pero si me sale un ladrillazo, te lo lees enterito, guapo xD
    El aborto es jodido en sí mismo y tiene muchos matices. además de mucha hipocresía a su alrededor. Vas de calle y oyes a un padre de familia despotricando contra el aborto, pero si su niña de 15 años se queda embarazada, del tirón para el quirófano. Vas de bata blanca y oyes historias para no dormir de embarazos indeseados y mujeres que quieren hacer la trampa una vez hecha la ley o se hacen abortos caseros que ríete de lo que se ve en Vera Drake. Vas de verde quirófano, entras porque te han dicho que “vas a ver un legrado” y tú, que eres una pánfila de 21 añitos te encuentras de frente con que no es sólo un legrado y que lo que cae en la cubeta es un embrión bien formadito ( todo basado en hechos reales vividos por una servidora).Ot-tiaaa.
    Por culpa de esa hipocresía se ha hecho mucho daño a pacientes y médicos y se le ha dado un dolor de cabeza a más de uno. En dos meses da tiempo a pensar qué se hace con el embrión, pero también a darse de bruces con el sistema sanitario: que si la cita te la dan para no se cuánto, que si el feto no tiene malformaciones ni te han violado, que si ve a por el informe del psiquiatra, ahora busca un psiquiatra que quiera hacértelo, ahora busca un ginecólogo que quiera practicarte el aborto, que si estás al limite del plazo legal y no se quieren pillar los dedos…Cuando te topas con esto, entiendes que haya clínicas abortistas con tanto éxito.
    Y ahora me toca repartir collejas: a quienes braman contra el aborto en adolescentes, “deberían haber usado condones, deberían haberle educado en sus casas y que no hicieran el gilipollas”, ¿usted habla de sexo con sus hijos, les ha dado una educación afectivo-sexual como dicen los psicólogos y pedagogos? No me refiero a decirle a la nena que tenga cuidado y no venga con un disgusto en la barriga a casa ni a decirle al machote que se la plastifique y no deje embarazada a nadie. Colleja a quien quiere barra libre de aborto, ¿no has tenido tiempo para pensarlo?¿Te han puesto alguna vez un documental o un video real de quirófano con un aborto practicado a un feto bien formadito que sólo le falta agarrarte el dedo y decirte papá o mamá aunque debería decirte “gilipollas”?
    Y me callo ya o recibe collejas hasta el apuntador…

    Sophie

    5 sep 08 at 08:55

  3. ¡A ti también te va la marcha, eh? Yo creo que hasta un determinado tiempo la cosa debería de ser más sencilla.

    El hecho es que como muchos problemas éticos acaban siendo políticos. Y nadie se moja porque quiere estar ahí en 4 añitos, así que mejor poner la ley absurda, dejar la trampa, y no meterse en caminos farragosos…que luego les tiemblan las piernas esperando a los votos..

    Luego está lo que dice sophie, que puedes decidirlo pronto y eternizarte porque no es nada fácil y al final estar matando a un casi-bebé.

    Por lo menos estamos de acuerdo en que al principio es quitar de enmedio unas células, y que la decisión es de los que criarán a la futura criatura.

    Muchos no quieren que nadie tenga ese poder de decisión que solo compete a dios…que es otra piedra en el camino natural de hacer las cosas…

    Sonicando

    5 sep 08 at 21:28

  4. Yo también estoy de acuerdo con lo que dices, pero claro leyendo a Sophie a lo mejor pensaría diferente si lo hubiera vivido…
    En este tema siempre habrá mucha gente en contra de lo que diga la ley que es legal o no, porque no todos lo vemos de la misma forma, no todos sabemos lo mismo y la experiencia personal también influye, y no sólo casos como el de Sophie sino que también se me ocurre por ejemplo alguien que nació de unos padres adolescentes que decidieron no abortar…

    MaKö

    5 sep 08 at 22:15

  5. Sonicando, es lo que tú dices: al principio, un conglomerado de células. Gracias al sistema sanitario y el “vuelva usted mañana”, cuando meten a la mujer en quirófano es más que un conglomerado de células. Además, es facilísimo hablar cuando no se ha visto, ni oído ni vivido de cerca, es fácil radicalizarse y te aseguro que me gustaría que muchos estuvieran al otro lado de la mesa, con la bata blanca puesta, oyendo casos reales y viendo los matices y las implicaciones de decidir seguir o no adelante con un embarazo, cuándo está justificado y cuándo no, y lo que pesa tomar una decisión de semejante calibre.
    MaKö, no es sólo lo que diga la ley, sino cómo se cumple y cómo se vive el proceso. Tienes razón en que la experiencia que se tenga sobre el tema determina mucho la opinión personal, cuando ves las cosas desde otro punto de vista te quedas un poco “parao” y con los esquemas algo cambiados.

    Sophie

    6 sep 08 at 11:04

  6. Macho,

    Tu “opinión personal”( que por cierto dogmatizas bastante y que parece más la sagrada biblia del aborto que una opinión) es de alucinar.

    Me reconocerás por lo menos que no hay un paso MÁS limitante en la creación de un churumbel que la fecundación, eso lo sabes igual que yo.

    Y tu discurso es cercano a decir, bueno, bien de propofol a una persona de 40 años para que ni sienta ni padezca, lo deformo un poco antes de matarlo para que no parezca una persona…y listo, ya me lo puedo cargar…sentimentalista??? falaz??????????

    Hay amigo…

    EDIT: Para retirar un nombre. “La primera regla sobre el Club de la Lucha, es que no se habla del Club de la Lucha”

    Iñaki.s

    17 sep 08 at 14:36

  7. Bueno chicos, mañana nos vemos en Madrid, ¿no?

    Trisa

    16 oct 09 at 15:44

  8. Si es para tomar unas cañas vale… si es por la mani va a ser que no.

    Doctor Mapache

    16 oct 09 at 20:36

  9. Uy, tendría que haber añadido lo de [/ironic mode off] al final del comentario…

    Trisa

    16 oct 09 at 21:16

  10. Coño, si no había contestado en este hilo… Menuda cagada :oops:

    @Rinzewind:
    Creo que el desarrollo neurológico empieza en la semana siete de amenorrea o de “embarazo” (quinta de gestación), pero no obstante es posible que haya ciertos hitos que ocurran más adelante. No lo sé :oops:

    @Sophie:
    Exacto. Una de las razones que veo a favor de la ley es esa: dado que es algo que no vamos a poder eliminar (en la Rumanía de Ceaucescu estaba prohibido y también se hacía), ¡demos los medios para hacerlo lo mejor posible!

    @Sonicando:
    Efectivamente, es algo que puede traer un considerable desgaste político (como se ha dicho estos días, el PP no derogó la ley cuando estuvo en el poder…). Y una vez más, quienes hablan a favor del “aborto” no dicen que se pueda pasar por la Turmix a un churumbel de nueve meses, sino que se haga desaparecer un grupúsculo de células. ¡Coño, que hay una diferencia!

    @MaKö:
    ¡Por supuesto! Es que no es un tema banal: los que abogan en contra del aborto lo plantean como una barra libre, un “folle hoy y aborte mañana”, cuando en realidad el aborto es un remedio de último recurso, un mal menor que no deja de ser jodido.

    @Iñaki.s:
    (Ya lo comentamos en persona, pero lo respondo por aquí)
    No se trata de dogmatizar, sino de exponer unos argumentos. La persona de 40 años ya es; el embrión puede ser. Y a mí aún se me ocurre otro paso más limitante, que es la cópula: ¡abolamos pues el coitus interruptus!

    @Trisa:
    Allí he estado; yo era el que hacía el número millón cuatrocientos mil veintitrés.

    @Doctor Mapache:
    Yo me hubiera acercado, aunque no fuese más que a echarme unas risas.

    EC-JPR

    18 oct 09 at 01:04

Adelante, disfruta de tu minuto de gloria.

Y recuerda: The first rule about Fight Club is you don't talk about Fight Club.