Per Ardua ad Astra

Tanto gilipollas y tan pocas balas

De fotos y cagadas

15 comentarios

Últimamente me estoy conviertiendo en un talibán fotográfico. Una cosa es que a uno le salgan las fotos mal (a mí el primero) y otra es que las hagas mal; lo primero tiene disculpa, lo segundo, ni de coña. Así que, para evitar que seáis objeto de envenenadas miradas mías si algún día nos encontramos por ahí, os comento:

  • Lo que lleva tu móvil puede ser muchas cosas, pero no una cámara de fotos. Porque esos borrones que saca a cuatro megapíxeles no merecen llamarse fotografías. Puede que sirva para salir de un aprieto (yo qué sé, si se estrella tu avión y es lo único que tienes a mano para inmortalizarlo), pero nada más.
  • Tu cámara compacta tiene un flash compacto que no llega más allá de cuatro palmos, así que si quieres sacar una foto de tu novia posando ante la Puerta de Alcalá, mejor hazlo de día. Y, obviamente, tu flash no sirve para paisajes o una catedral.
  • Te puliste mil euros en esa réflex en vez de trescientos en una buena compacta porque te gusta la fotografía, supongo. Entonces dime qué cojones haces disparando a los fuegos artificiales en modo automático*. Te preguntarás cómo sé que estás tirando en Auto; muy fácil: nadie con dos dedos de frente usaría el flash para unos fuegos artificiales (léase punto anterior).
  • El zoom digital sólo tiene de zoom el nombre. La foto que consigas va a tener la misma calidad que si la agrandases con el ordenador: un zurullo. Con una diferencia: si usas el zoom digital, la foto ya está echada a perder desde el momento cero, mientras que si sólo usas el óptico, tendrás tiempo de cargártela después.
  • Si quieres que en tu tarjeta de memoria quepan muchas fotos, lo correcto es comprar una tarjeta más grande, no reducir la resolución a 640×480. Aplícate lo del punto anterior: si la imagen es grande, ya tendrás tiempo de recortarla. Pero si es pequeña, no hay nada que hacer.

Dicho queda. Ahora, el que haga una de estas pifias no tendrá excusa para librarse de que le masajee la nuca. Quien tenga algo que añadir, que hable ahora o calle hasta la próxima entrada.

* → Cierto, no siempre hay tiempo de andar ajustando la cámara, y el modo automático te permite disparar cuando sólo tienes una oportunidad. Pero entonces, por favor, ¿serías tan amable de seleccionar el modo “Auto sin flash”? Sí, ese que está justo al lado.

Perpetrado por EC-JPR

agosto 6th, 2009 a las 9:05 pm

Categoría: Fotografía