Per Ardua ad Astra

Tanto gilipollas y tan pocas balas

Enfermedades profesionales médicas

19 comentarios

Repasando ese cuadernito de notas que todos llevamos en la bata, de la que es complemento indispensable, como los bolis de propaganda, me he encontrado con unas enfermedades profesionales propias de los médicos. Supongo que también serán aplicables a otras profesiones, pero a mí me las explicaron a colación de casos concretos. Pongamos, por ejemplo, un anestesista que duerme a un paciente y lo “bloquea”, dejándolo absolutamente paralizado para los treinta minutos siguientes. Coge el Ambú, va a ventilar, y aquello está duro. El aire no entra, el paciente está haciendo un broncoespasmo: un ataque de asma, pero a lo bestia. En ese momento, el médico sufre el conocido como:

Mal de Trello: cuando los cojones se te suben al cuello.

No obstante, entre los anestesistas se ha descrito una variación que los dota de una especial tolerancia a la patología anterior. Esta anormalidad está presente también en la mayoría de los jefes de servicio y perros viejos del hospital. Es lo que se denomina:

Síndrome de Ortuño: tener los huevos como puños.

La libreta de la bata: todo un compendio de sabiduría.

Perpetrado por EC-JPR

febrero 25th, 2009 a las 10:37 pm

Categoría: Humor, Medicina